Puerto Arica y ASP-B se reúnen para abordar soluciones al cierre de puerto provocado por marejadas

La Empresa Portuaria Arica (EPA) y la Administración de Servicios Portuarios de Bolivia (ASP-B) se reunieron en la ciudad norteña para abordar posibles soluciones al cierre del puerto provocado por los efectos de la marejadas.

Es así que el presidente del Directorio del Puerto de Arica, Francisco Javier González, y el gerente ejecutivo de la ASP-B, David Sánchez, llevaron a cabo un encuentro donde analizaron distintas materias vinculadas al desarrollo logístico del terminal ariqueño.

Al término de la reunión, el ejecutivo boliviano explicó que el objetivo de la reunión era expresar la preocupación por el aumento de los eventos de cierre del puerto por las marejadas, además de abordar otras materias de interés común para ambas instituciones.

En este sentido, indicó que el Presidente de EPA se comprometió a generar una reunión, donde participen los distintos actores de la cadena logística. Al culminar su intervención afirmó que “siempre es saludable una reunión. Agradecemos el espacio que nos han dado las autoridades de Chile”.

Por su parte, el directivo del Puerto de Arica, señaló que “hemos recibido la solicitud de las autoridades de Bolivia, específicamente del gerente ejecutivo de ASP-B, para reunirnos y tratar los temas referidos a los esfuerzos que está realizando TPA para dar atención a los volúmenes de carga que se producen después de los eventos de cierre de puerto debido a las marejadas”.

En este sentido, González mencionó que se entregaron todos los antecedentes técnicos sobre cómo el fenómeno ha ido aumentando en Arica producto del cambio climático «y también cómo la Empresa Portuaria Arica está aplicando planes de contingencia para responder a la demanda porque mientras el puerto está cerrado hay buques a la gira que esperan ser atendidos y eso requiere esfuerzos enormes para atender la demanda que se produce cuando el puerto es abierto nuevamente”.

Por otra parte, el presidente de la estatal enfatizó que se acordó entre ambas partes una agenda conjunta de trabajo que se retomará en octubre de este año, con un encuentro que permitirá que las autoridades de ASP-B conozcan la Zona de Extensión Portuaria y todo el trabajo que se está desarrollando en ese sector.

“ASP-B tiene plena conciencia de que el puerto es un terreno finito, cuyos volúmenes de carga siguen creciendo y gozando de las prerrogativas que otorga el Tratado de 1904 que es el almacenamiento gratuito de cargas.  Y, en algún momento, este puerto va a necesitar utilizar la Zona de Respaldo que ya fue construida, habilitada e inaugurada por la Empresa Portuaria. Ese trabajo que hemos desarrollado es lo que vamos a mostrar en la reunión de octubre”, afirmó González.

Fuente: PortalPortuario.cl